Europa,  Reino Unido

Londres en un día

Londres es una ciudad que no deja indiferente a nadie, o te encanta o la odias. Pero como enamorada de la capital británica me veo en la obligación de señalar que el ajetreo, el ruido y las calles llenas de gente son solo sinónimo de una ciudad con vida. Cabría esperar que un cielo casi siempre encapotado diera otro ritmo a Londres, quizá más pausado, más hogareño, en definitiva, más inglés, pero no. En Londres siempre corre la gente y, por supuesto, las pintas de cerveza.

Ahora que ya estás prevenido, quiero animarte a que te mimetices con Londres para que toda esa frenética actividad recorra tu cuerpo y puedas ver en solo un día sus imprescindibles, ¡allá vamos!

Desayuno inglés

Os recomiendo madrugar y disfrutar de un buen ‘full english breakfast’. No creo que os sea difícil encontrar un local, así que os animo a entrar al que mejor os pille y empezar el día entre panceta, huevos, salchichas,  judías, tomate, champiñones y tostadas. Prohibido contar calorías en esta ocasión, porque vamos a quemarlas.

Punto de partida: Piccadilly Circus

Nuestra ruta comienza en Piccadilly Circus, el pequeño ‘times square’ londinense. Como verás esta famosa plaza cuenta con una gran pantalla publicitaria en la fachada de un edificio que puede recordar, aunque en su versión más humilde, a Times Square (NuevaYork). Pero superando las odiosas comparaciones, nos encontramos en la plaza más famosa de Londres y, si tienes la oportunidad de volver de noche, una de las más animadas.

Tomaremos la calle Coventry St y de camino a Trafalgar Square es de parada obligada la tienda de M&M. Tanto si te gusta el dulce, como si no (a mí ni siquiera me gusta el chocolate) entrar al M&M’s World se ha convertido en un divertido y delicioso atractivo turístico más de Londres.  El colorido establecimiento de tres plantas cuenta además con una reproducción del mítico ‘Beatles Walking’ que querrás fotografiar.

Una vez fuera caminamos hacia Leicester Square, donde es probable que puedas escuchar a algún artista callejero. Quién sabe si será el próximo Ed Sheeran.

A apenas  un par de minutos se encuentra The National Gallery, presidiendo la grandiosa plaza de Trafalgar. Todos los museos son gratis en Londres, por lo que si quieres hacer una visita rápida no te costará nada y podrás ver el famoso cuadro de Van Gogh ‘Los Girasoles’.

Ya en Trafalgar Square disfruta de la imponente plaza, sus fuentes, la columna de Nelson, esculturas de personajes célebres, los icónicos leones y el bullicio de la gente. Aquí los artistas callejeros también se encargan de ambientar la escena. Además, no es raro que tu visita coincida con algún festival o manifestación, pues Trafalgar Square suele ser el lugar elegido para eventos de todo tipo. Y si viajas en Navidad, aquí encontrarás el clásico árbol navideño londinense.

Continuemos por Whitehall y pronto podrás ver el reloj más famoso y símbolo de Londres: el Big BenActualmente y hasta 2021 estará en obras, por lo que es probable que tengas que dejar la mítica fotografía para cuando el Big Ben no esté envuelto en andamios. No obstante, podrás seguir disfrutando de las vistas que ofrecen el Palacio y la Abadía de Westminster  y, al otro lado del río Támesis, el famoso ojo de Londres, el London Eye.

Subir a la gran noria si solo tienes un día para ver Londres quizá no sea la mejor idea, pero si es una experiencia que no quieres perderte te recomiendo haber reservado con antelación para ahorrarte, al menos en parte, las largas colas de espera. Si prefieres hacerme caso y dejarlo para tu próximo viaje a Londres, ya tienes otra excusa para volver.

Ahora caminaremos por la orilla del Támesis hacia uno de los puentes que cruzan el río (antes de llegar al Waterloo Bridge) y que te ofrecerán la perfecta estampa del Big Ben, Westminster y el London Eye, ¡de postal! Si te coincide con el atardecer podrás vivir un momento mágico, si no seguirá siendo una de las mejores vistas de Londres.

Si seguimos el río llegaremos al Tower Bridge, otro de los grandes iconos de Londres; sin embargo, este paseo podría durar 45 minutos, por lo que os recomiendo tomar el transporte público. Hazte con la app Citymapper y te indicará a tiempo real si es mejor opción tomar el autobús o coger el metro geolocalizando tu posición como referencia. Eso sí, antes de ver el puente más famoso de Londres, aún nos quedan un par de paradas. Next stop: St. Paul’s Cathedral.

Esta catedral anglicana es la segunda catedral más grande del mundo y se encuentra frente al también popular Puente del Milenio, destruido en la ficción dentro del mundo de Harry Potter (¿sabes en qué película?). Si lo cruzas llegarás al Tate Modern, uno de los Museos de Arte Moderno más importantes del mundo. Es gratuito y viernes y sábado abre hasta las 10 pm. Si tu visita coincide de domingo a jueves y quieres empaparte del mejor arte contemporáneo de la ciudad, acude a su web para conocer los horarios.

Catedral de San Paul y Puente del Milenio

Desde el Tate pasea por la orilla del río en dirección al Tower Bridge y de camino te encontrarás con algunos de los rascacielos más emblemáticos del skyline londinense como The Shard, The Gherkin (popularmente conocido como “El Pepinillo”) y también el edificio que acoge el Sky Garden, un jardín gratuito que ofrece las mejores vistas de la ciudad desde la planta 35º.

Una vez cruces el puente y hayas hecho las fotografías de rigor puedes dar por concluida tu ruta exprés por Londres. Eso sí, si cuentas con medio día más no dejes de visitar:

El cambio de Guardia en el Palacio de Buckingham

Si viajáis en verano y queréis ver el cambio de guardia este tiene lugar todos los días a las 11 am,  pero si vuestra escapada a Londres es fuera de la estación estival recordad que solo lunes, miércoles, viernes y domingos (si el tiempo lo permite) podréis disfrutar de tan turístico atractivo. Os recomiendo revisar su web oficial antes de ir por si hubiera algún cambio, ya que en ocasiones la agenda de la realeza trastoca los horarios.

Muy cerca se encuentran St. James Park y Green Park,  por si quieres gozar de estos oasis de naturaleza en pleno centro de la ciudad, tanto antes como después del espectáculo de los Queen Guard.

Camden Town

Camden Town es el barrio más alternativo de Londres y, personalmente, mi lugar favorito. Si tienes que irte sin visitarlo, este debería ser tu principal motivo para volver. Las fachadas de sus edificios y su emblemático mercado no dejan indiferente a nadie. Pasar una mañana por allí y comer en cualquiera de sus puestos de comida debería ser obligatorio.

¿Dónde comer?

Sé que no he fijado ningún sitio para comer en la ruta propuesta, pero entiendo que cada viajero llevará su ritmo y me resulta imposible adivinar dónde te encontrarás en el momento que te empiece a rugir el estómago. No obstante, tengo que decir que en una visita exprés como la que estamos planteando quizá no debemos preocuparnos en exceso por la comida, ya que cualquier opción que nos reste el mínimo de tiempo posible es una gran opción.

Si quieres probar el Fish&Chips yo siempre recomiendo los restaurantes Poppie’s, hay en varias localizaciones, así que acércate al que mejor te venga y cena el tradicional Fish&Chips de bacalao (cod) oabadejo (haddock).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *